barcelona ciudad de scorts

Ser scort en Barcelona sale muy a cuenta

En una gran ciudad es fácil encontrar trabajo: las ofertas abundan. Quizá no es de lo que te gustaría y quizá no te ganas la vida como quisieras, pero nadie puede negar que en una ciudad como Barcelona o Madrid hay ofertas para las personas que quieran trabajar. Y una opción que cada vez se tiene más en cuenta es el hecho de ser dama de compañía. Hay scorts barcelona para parar un tren, y es que es normal: la ciudad es ideal para hacer negocios de esta índole.

Ser escort en Barcelona

Pero, ¿cómo es que hay tanta oferta? La verdad es que los factores son varios y de muchos tipos, pero se podrían resumir en unos pocos:

En primer lugar, la concentración de personas jóvenes. Es normal que en una ciudad haya mucha gente, pero cuando se trata de una ciudad como Barcelona, llena de facultades, universidades y centros de estudio, es muy normal que florezcan este tipo de profesiones. Las chicas saben que así se pueden ganar un buen sueldo con la total flexibilidad de horarios del mundo, y lo aprovechan. Más aún si tenemos en cuenta los precios actuales de las matrículas universitarias, que son muy caras y si encima le sumas el hecho de tener que buscar piso, pagar por el alquiler de una habitación, el transporte y demás, pues claro, hacer números es muy fácil, pero que cuadren no lo es tanto.

En segundo lugar, Barcelona es una ciudad que se llena cada año de clientes potenciales. No son pocas las personas que vienen aquí por eventos como congresos internacionales, ferias o jornadas. El Mobile World Congress es uno de los ejemplos más potentes, pero hay de todo. Sin ir más lejos, esta semana próxima se celebra un congreso internacional de dentistas, por lo que se reúnen más de 4000 profesionales de todas partes del mundo. No decimos que todos vayan a ser clientes, por supuesto que no, pero todos sabemos que siempre hay alguno que busca placer en cama ajena cuando está fuera de su entorno familiar.

Estas son dos de las razones principales por las que sale tanto a cuenta ejercer esta profesión en una ciudad como esta. Si luego se opta por hacerlo, ya es cosa de cada una ver como lo quiere hacer, ya que a veces muchas chicas optan por ir en solitario para poder ganar más mientras que otras prefieren trabajar con una agencia, que se gana menos pero implica más seguridad, ya que en cierto modo estás mucho más protegida. Sea como sea, ten siempre un segundo número de teléfono para usarlo en estos casos y así siempre podrás preservar tu intimidad sin que sepan quién eres ni tan siquiera cómo te llamas realmente. ¡La prevención es necesaria!