Influencia del independentismo catalán en la economía española

El proceso independentista tiene una clara relación con la economía catalana, española y europea. Esto ha sido tema de análisis desde hace mucho tiempo. Ayer mismo, la prima de riesgo española subió cuando se supo que el gobierno Rajoy tenía previsto aplicar el artículo 155. Justo cuando se anunciaba un consejo de ministros en Madrid para suspender la autonomía catalana, la prima pasó de 117 puntos a 127. Los inversores se alejan algo más del estado español. Uno de los últimos a hablar de este vínculo entre política y economía ha sido el economista Miquel Puig. En un debate reciente a Tv3, puso encima de la mesa la importancia del día 26 de octubre y puso de relieve las consecuencias económicas que tienen para España las imágenes de los independentistas ocupando las calles de Barcelona. La influencia de las movilizaciones independentistas sobre la economía española puede ser considerable.

Futuro de las relaciones económicas Cataluña-España

«Todo esto que hacen ahora [detenciones de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart], les da mucha pereza. Mucha pereza. Han decidido que, puesto que lo tenemos que hacer, hagámoslo deprisa. Esta semana lo veremos todo en marcha. Si lo dejamos terminado y todo se acaba, llegaremos a la semana del 26 de octubre mejor. El 26 hay una reunión del Banco Central Europeo, donde seguramente se decidirá que suban los tipos de interés de la deuda en Europa, una situación muy incómoda para España. España debe dos billones de euros. Por cada punto que suba el tipo de interés quiere decir que España tiene que pagar cada año 2.000 millones de euros. Y esto es horroroso.»

«Aquí se juntan dos cosas. El movimiento de los tipos de interés, que a partir del día 26 empezarán a subir, y la prima de riesgo. Y cada vez que salga gente a la calle en Barcelona mostrando insatisfacción, esto son inversores internacionales que se retiran. El lunes día 2 de octubre empezó a haber analistas –y Reuters y el Financial Times– que decían: ‘Ui, ui, ui: no es el momento de comprar deuda pública español.’ Pasa que muchos decían: ‘El escenario base es que haya más autonomía fiscal por Cataluña, y por lo tanto que esto se arregle.’ Pero lo que vemos es totalmentelo contrario.»

«Su estrategia es ‘esta semana lo terminamos, porque a final de mes los mercados ya no se recuerden’. Si no lo consiguen, si las calles no es que se llenen hoy, sino la próxima semana, y la otra, y la otra, el estado no lo podrá aguantar. Porque la prima de riesgo no lo aguantará.»