porno gay

El crecimiento del porno gay en Internet

En los últimos años Internet se ha convertido en el sitio donde se puede encontrar de todo: desde películas y series hasta la respuesta a nuestras dudas más íntimas y que nunca nos habíamos atrevido a verbalizar.

Uno de los sectores más beneficiados con todo esto han sido los que normalmente tenían dificultades en encontrar publicaciones sobre sus intereses, como las personas con gustos especiales o bien homosexuales amantes de los videos porno gay, por poner solo un par de ejemplos muy básicos.

Nuestra sociedad, al tratarse cada vez más de un mundo más abierto y más tolerante, ha ido aceptando que hay muchísimas personas homosexuales, y estas mismas personas, al ir saliendo del armario sin problemas ni tapujos, han ido encontrando un mercado cada vez más amplio de productos específicamente para ellos: páginas web, portales informativos, películas y series, etc. Pero sobre todo ha crecido el porno gay.

Si miramos las estadísticas mundiales en consumo de pornografía web, quizá nos sorprendiésemos un poco: las cantidades de visitas son impresionantes y cada vez hay más tipologías y más clasificaciones. Por ejemplo, si nos gustan los vídeos de carácter amateur, los hay. Si nos gustan los vídeos en donde se interpretan roles, los hay. ¡Hay de todo!

Sobre el crecimiento del porno gay en Internet, dos apuntes curiosos y que sirven para reflexionar un poco:

  1. Según el portal LGTB CromosomaX, Pakistán es uno de los países líderes mundiales en las búsquedas de porno gay en Internet. Este hecho resulta increíble por ser el tipo de país que son y más que nada porque el sexo gay entre personas de un mismo sex está prohibido en ese país. Sólo para tener datos comparativos: en España la homosexualidad está aceptada y hay un 88% de personas a favor de ello. En cambio en Pakistán el apoyo es del 2%, casi nadie habla del tema porque lo tienen prohibido. El portal anuncia también que otro país muy intolerante, Kenya, es también líder en este tipo de búsquedas.
  1. Pornhub, web porno de Estados Unidos y líder en el mercado de búsquedas publicó un estudio en donde también se demostraba que los estados en donde hay más homofobia son también los estados en donde hay más búsquedas y más consumo de vídeos pornográficos protagonizados por gays. Desde este estudio apuntan que la zona de Mississippi, Luisiana y Georgia (zona denominada “cinturón bíblico” por su alta religiosidad) registra más búsquedas que las ciudades más cosmopolitas y liberales del norte (más incluso que Nueva York)

El visionado de vídeos pornográficos en Internet, sean gays o no, aumenta cada vez más por la facilidad de llegar a estos contenidos de una forma rápida y bastante anónima. También favorece el hecho de poder visualizarlo a cualquier hora del día y que, con la ayuda de los dispositivos móviles existentes ya hoy, no hace falta ni estar sentado en el ordenador: con una simple tablet o móvil te puedes meter en la cama y ver lo que tú quieras mientras te haces una paja o buscas inspírate para tu próximo encuentro sexual.