Influencia del independentismo catalán en la economía española

El proceso independentista tiene una clara relación con la economía catalana, española y europea. Esto ha sido tema de análisis desde hace mucho tiempo. Ayer mismo, la prima de riesgo española subió cuando se supo que el gobierno Rajoy tenía previsto aplicar el artículo 155. Justo cuando se anunciaba un consejo de ministros en Madrid para suspender la autonomía catalana, la prima pasó de 117 puntos a 127. Los inversores se alejan algo más del estado español. Uno de los últimos a hablar de este vínculo entre política y economía ha sido el economista Miquel Puig. En un debate reciente a Tv3, puso encima de la mesa la importancia del día 26 de octubre y puso de relieve las consecuencias económicas que tienen para España las imágenes de los independentistas ocupando las calles de Barcelona. La influencia de las movilizaciones independentistas sobre la economía española puede ser considerable.

Se limitan los hoteles en Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que no concederá la licencia al grupo inversor Praktik para construir dos grandes hoteles en Drassanes. El gobierno basa su decisión en la reciente sentencia del TSJC que anula el Plan de Usos de Ciutat Vella del año 2013, con el cual la cadena hotelera había defendido hasta ahora la legalidad de su proyecto. La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, interpreta que la sentencia es ‘demoledora’ porque ‘determina que aquello que esté en marcha, pendiente de obtener la licencia, no podrá obtenerla’. Sanz ha avanzado que el gobierno revisará todos los permisos hoteleros concedidos de acuerdo con el Plan de Usos que CiU aprobó el 2013, mientras insta los responsables de Praktik a sentarse con el gobierno y los vecinos para definir qué se podrá construir ahora en el solar de Drassanes.

El gobierno de Barcelona entiende que la sentencia del TSJC es una ‘confirmación’ de las ‘dudas jurídicas y técnicos’ que planeaban sobre el proyecto de la cadena hotelera Praktik para construir dos hoteles de 200 plazas al solar de Drassanes. Al mismo tiempo, concluye que significa una ‘victoria’ para los vecinos que se oponían a la apertura de estos establecimientos, y que habían denunciado presuntas irregularidades ante la Oficina Antifraude y el Sindicato de Agravios.