La vida detrás de una webcam de porno

Aunque en pleno siglo XXI siga habiendo muchos perjuicios en torno al sexo, puesto que no cabe duda de que hay sociedades muy cerradas en ese sentido, las nuevas generaciones se lo toman de otra manera y ya hemos visto cómo las páginas web con webcammers continúan creciendo año tras año.

Por ejemplo, una de las webs líderes en el sector puede ofrecer hasta 10000 shows diarios de cam porno online, lo que supone unos 35 millones de visitas en la web y unos ingresos de unos 350 millones de euros al año, a pesar de que muchos usuarios solo utilizan la versión gratuita.

porno y hentai

Los videos porno en español y el hentai crean empleo en 2014

Tras algunos años escuchando por todos los medios posibles las problemáticas asociadas con el desempleo y las crisis económicas que atrevamos, la pornografía en España se ha convertido en uno de las industrias más promisorias y más rentables en el país, aunque sabemos que también del mundo.

La pornografía y el hentai es una industria o un mercado que mueve cada año más de 97 millones de dólares, y es que toda ella es una productora no solamente de material para ser consumido por los más de 28 mil usuarios por segundo alrededor del mundo, también es productora de puestos de empleo.

porno gay

El crecimiento del porno gay en Internet

En los últimos años Internet se ha convertido en el sitio donde se puede encontrar de todo: desde películas y series hasta la respuesta a nuestras dudas más íntimas y que nunca nos habíamos atrevido a verbalizar.

Uno de los sectores más beneficiados con todo esto han sido los que normalmente tenían dificultades en encontrar publicaciones sobre sus intereses, como las personas con gustos especiales o bien homosexuales amantes de los videos porno gay, por poner solo un par de ejemplos muy básicos.

Nuestra sociedad, al tratarse cada vez más de un mundo más abierto y más tolerante, ha ido aceptando que hay muchísimas personas homosexuales, y estas mismas personas, al ir saliendo del armario sin problemas ni tapujos, han ido encontrando un mercado cada vez más amplio de productos específicamente para ellos: páginas web, portales informativos, películas y series, etc. Pero sobre todo ha crecido el porno gay.