A las mujeres les gusta el porno gay

Lo saben y lo sabes: a las mujeres les gusta (¡y mucho!) el sexo protagonizado por hombres. Tendrán sus razones y ahora las veremos un poco, pero es un hecho innegable que el porno gay no solo atrae a homosexuales.

¿Que tiene el porno gay para que atraiga tanto?

  • Dicen que es más real. Los hombres cuando follan entre ellos no se andan con tonterías y van más al grano, lo que se traduce en que todo es como más real. Ya sabemos lo poco que suele gustar el porno “forzado”: nadie quiere diálogos sin sentido solo por el hecho de rellenar metraje, ni posturas incómodas para favorecer el ángulo de la cámara. No. La gente lo que quiere es realidad, que se note que lo viven y lo sienten. De hecho, esto explica el crecimiento del interés y el consumo por el porno amateur en general, ya que como no es tan ficticio, está subiendo como la espuma.
  • Los gays se cuidan más. Vale, es un tópico, pero reconozcamos que están en lo cierto. La mayoría de hombres homosexuales dedican mucho más tiempo que los heterosexuales en cuidarse. Se ponen más cremas, se cuidan más el pelo y la piel, miran más lo que se van a poner de ropa y cuidan los detalles y los complementos. Visto esto, es muy normal que una película porno protagonizada por dos gays sea mucho más cuidada la estética y veamos pelos más bien puestos, depilaciones sensuales en donde corresponda y una piel brillante y sana que muchas ya quisieran para ellas.
  • Se sale de lo habitual: es decir, la mayoría de mujeres son heterosexuales y el sexo entre un hombre y una mujer se lo tienen ya más que aprendido. Cuando una chica visualiza pornografía gay es para salir un poco de la rutina, para ver cosas que nunca ve y para resolver internamente todas aquellas dudas que le pasan por la cabeza y que no se atreverá nunca a confesar ante nadie.
  • Lo bueno, si es doble, dos veces bueno. Quizá la frase no era exactamente así, pero lo que quiere decir esta expresión en este caso es que, si una mujer se siente atraída por un cuerpo masculino, lo más normal es que si ve dos se sienta el doble de traída. Y es que, ¿quién se puede resistir a dos cuerpos machotes perfectos dándolo todo? Ya no digamos si se trata de tríos u orgías con más hombres. ¡Es una locura!

No tenemos datos estadísticos sobre los porcentajes exactos, pero estamos seguros que aunque muchas mujeres no lo admitan abiertamente, se sienten muy atraídas por el porno gay. Y os diremos una cosa más: muchos hombres heterosexuales también lo miran, pero si ya es difícil hacer confesar a una mujer, no os podéis imaginar lo que puede costar en un hombre. Por desgracia ¡aún hay hombres que piensan que si les gusta este tipo de contenidos es que son gays!